Si ya tienes un baño con el azulejo a tu gusto, el siguiente paso son los accesorios, para que le des un estilo de decoración a un lugar muy importante en la vida cotidiana de tu hogar.

Puedes integrar los siguientes accesorios:

Textiles: pueden ser desde la cortina que separa la regadera del lavabo, hasta la tela que adornará los taburetes o incluso el inodoro, así como las toallas, que deben ser más de dos para que nos dé ese ambiente de limpieza.

En textiles recomendamos tonalidades acordes a los muebles y a los azulejos, los cuales puedes cambiar dependiendo de la época del año, como colores fríos en verano y cálidos en invierno. En toallas quizás lo más recomendable es que cada miembro de la familia tenga un color distinto.

Espejos: este debe ir según al tamaño, es decir, si tu baño es pequeño, no debes poner un espejo muy grande, porque podría dar una impresión de egocentrismo, y si tu baño es de gran dimensión, tampoco puedes colocar espejos pequeños.

La forma del espejo y su marco, deben estar en consonancia con el resto de las características de los muebles.

Si los muebles del baño tienen formas redondas, el espejo debe ser igual y si son cuadrados, también debes colocar espejos de cuatro lados.  

Taburetes: los taburetes también deben estar en consonancia con el color del baño, aunque son más comunes en sanitarios más grandes.

Iluminación: puedes usar focos de diseño o simples, dependiendo de tus gustos le darás la iluminación que vaya con tu estilo.

Artículo creado con información de Mejor con Salud.com